xoves, 28 de maio de 2020

Barco de Carga 4472

Barco de carga 4472.


 Gran parte de la colección de city es por las decisiones que tiene mi hijo mayor, Iago, que le gusta city action, y en una visita a la nuestro amigo Alejandro, choiva, a Lugo, vio el barco y nos comento, que le gustaba y mucho, por lo que empezamos una busqueda en ebay del mismo, varios dias y opciones, encontre el elemento que me gustaba por calidad y precio, ademas de estar completo, tenia caja en muy buen estado, ideal para darsela al niño, que distingue muy bien entre referencias antiguas que no se venden y las mas actuales.






Para esta referencia del año 2005, nos encontramos con un buque con 2 kekos, capitán y marinero, con sus pertencias y una carga de carbón.

Tambien, y es algo que me gusta mucho es el uso de dos balizas de señalización, para que el Titan pueda navegar seguro en aguas peligrosas.

La Conlines tiene un gran buque en su flota con esta referencia.

A continuación os dejo fotos, realizadas por Iago, la mayoría, y otras pocas por mi.


































xoves, 21 de maio de 2020

Historia Jon Hákarl CAP 2




Historia Jon Hákarl CAP 2
Continua la historia y colaboración con @tiburondeebro y que tiene una primera parte



Llega Jon a la posada y sus anfitriones salen a su encuentro. Uderzox y Goscinnyx eran dos galos de lo más variopinto. Uno de corta estatura y otro bajo de tórax, se rumorea que fueron cuentacuentos desterrados por sus relatos y escenas cómicas. Hoy regentan junto a sus esposas, Bolboreta y Pomba, una humilde posada bien situada en una encrucijada de caminos: "La Poción Mágica".



El plato más demandado por la clientela de la posada es un guiso tradicional elaborado por Bolboreta. El ingrediente secreto del guiso son unos hongos que le vende de manera clandestina el druida Psilocybex. El intercambio se realiza de manera sigilosa en la ventana de la cocina. Dicen quienes lo han probado que se trata de un guiso tan sabroso que te hace pensar que eres invencible.




A pesar de ser pequeña y con poco trasiego, la actividad no cesa en la posada. Bolboreta prepara su famoso guiso en la cocina, mientras Goscinnyx se encarga de los cerdos. En la planta superior Uderzox se sirve una jarra de hidromiel... que le provocará un fuerte dolor de cabeza, ya me entendéis. La posada cuenta con una única habitación, ubicada en lo alto del edificio y con acceso a una magnífica terraza.






Cae la noche en la posada, Bolboreta se retira ya a descansar y Uderzox apura la penúltima jarra de hidromiel. Sentados en un banco, Goscinnyx y Jon conversan alegremente: "El jabalí es sin duda mi comida favorita" confiesa el galo. "¿A quién puede gustarle más el pescado asado? ¿Acaso eres de la costa? ¿Qué te trae por estas tierras amigo?", inquirió curioso. "He de entregar una carta" respondió Jon de manera misteriosa. "Mañana partiré temprano", dijo Jon mientras subía la escalera, "A más ver amigo galo". "A más ver" respondió Goscinnyx.



Las preguntas del galo habían evocado en Jon recuerdos de una vida pasada. Se había transportado a la costa, a la brisa del mar en el acantilado, al faenar de los marineros, al hogar. Con la mirada perdida en el horizonte, en la noche clara alcanza a vislumbrar la silueta de una torre. A jornada y media aguarda su destino.



Parte Jon de la posada por el camino del sur en día soleado. El frescor del agua de un riachuelo cercano alivia el calor de Jon. De vuelta al camino, un carro se detiene a su lado y una voz grave se dirige a Jon invitándolo a subir: "Mi nombre es Grizz Rotbär y el pequeñajo es mi hijo Jack, que puede viajar atrás". "Han pasado muchos carros pero eres el primero que me invita a acompañarles, no rechazaré tan agradable oferta" contestó Jon aupándose al carro.




"Dime Grizz, ¿Por qué tanto trasiego hacia la ciudad? ¿Qué os lleva hasta allí?", preguntó nuestro protagonista. "¿No lo sabes? La hija del señor estaba aquejada de una enfermedad que la ha retenido en la más alta torre custodiada por guardias durante 40 días. Para celebrar el fin del encierro de Covidia, pues así se llama la joven, su padre ha organizado un gran torneo en la base del castillo: El Torneo de Quarentein".



Continuara...

venres, 15 de maio de 2020

Lansquenetes de Georg von Frundsberg

Lansquenetes de Georg von Frundsberg

Para mí proyecto de Pavía 1525, Preparando, una de las unidades a las que mas cariño, trabajo y constancia he puesto, es esta unidad de lansquenetes, mercenarios alemanes.
Esta tropa luchaba bajo el salario de quien los contratase, y eran enemigos encarnizados de los mercenarios suizos, en este caso en las filas del rey frances.




He optado por representar en esta unidad a Georg von Frundsberg, uno de los grandes jefes de estas tropas, y presente en la batalla, donde realizaron una gran tarea, con mucha influencia en la victoria final del campo imperial.
La figura del general, la represento blindada, y con su bandera personal, que en este caso, porta él mismo, pero que pasaría a manos de alguno de los soldados a su mando.






Para estas tropas escogí el malva y el rosa como colores principales, presentes en figuras vikingas y barbaras, a los que he modificado, para recrear a 72 customs que son los que componen el grupo. El grupo completo, con la bandera imperial.









Un primer grupo de alabarderos, 30, que lucharan con esta arma, y que se suponía mas destreza y veterania que con la pica.











Otros 20 forman con picas, para proteger al grupo y que los enemigos no se acerquen para enfrentarse cara a cara con ellos.






También y ya que el uso de armas de fuego se iba haciendo mas patente a lo largo del tiempo y por las derrotas y demostraciones por parte de los maestros de este arte, del arcabuz y mosquete, que eran los españoles.




Y un grupo de veteranos, en primera fila con Zweihänder,  una espada de mano de dos metros de altura y que servian para abrir hueco en la lineas de picas enemigas.